sábado, diciembre 02, 2006

Profesor Ideal

Los jóvenes de hoy en día idealizan su profesor en la siguiente figura humana:


En primer lugar, sería importante que dicho profesor tuviera la capacidad de transmitir los conocimientos de la materia de una forma clara y fácil de entender para el alumno, de modo que favorezca el aprendizaje. Además, a la hora de memorizar los contenidos, será también más sencillo siempre y cuando se complemente la explicación con algún ejemplo que sea curioso, impactante ó anecdótico.

En segundo lugar, otro aspecto de importancia es el "clima" en el que se desarrolla la clase, y por tanto, el proceso de enseñanza y aprendizaje. Para favorecer este proceso, considero que se debe partir desde la base del respeto. Conseguido esto, será posible introducir en las explicaciones un tono agradable y en el que se incluyan notas de humor, por decirlo de alguna manera. A mi juicio, en una clase en la que lo pasas bien, aprendes mejor, debido a que se presta mayor atención, se pone mayor interés y se combate el aburrimiento. Si el profesor es capaz de conseguir crear este "clima" o ambiente, hay más posibilidades de que la enseñanza tenga éxito.

En tercer lugar, es importante que un profesor pudiera llevar un seguimiento individual de cada alumno, ya que es obvio que la capacidad de aprendizaje de cada persona viene dada por características biológicas, en primera instancia, y por características sociales, en segundo plano. Es decir, depende de la inteligencia con la que nace cada individuo, pero también depende de la constancia, y las ganas de aprender de cada uno. Si el profesor consiguiera tratar a cada alumno individualmente y pudiera evaluar su progreso, a la hora de felicitar por un esfuerzo, o castigar por un desinterés, cambiaría la escala de puntuación clásica (de 0 a 10), ya que no solo se valorarían los conocimientos adquiridos, sino también la capacidad de aprendizaje de la persona. Ambos factores son igual de importantes para evaluar el desarrollo intelectual de una persona.

En definitiva, creo que el profesor ideal que propongo no existe, y si existiera, no tengo el gusto de conocerlo aún.

4 Comments:

Blogger Enrique P. Mesa García said...

Pero no explica usted cómo hacer eso, sino que solo señala qué debería hacer.

10:22 p. m.  
Blogger Jose Maria Gijon Marquez said...

¿Dónde puedo explicarle como se debería hacer eso? ¿Edito la entrada del blog o simplemente le contesto en los comentarios?

3:53 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

la verdad es que no me sorprende lo que usted ha escrito, ya que es muy sabido de que lo ideal es casi imposible y más aun en este país en donde el nivel de exigencia hacia el profesor es manoseado por los quehaceres extras, y no es exclusivo para la enseñanza en el aula y desarrollo del aprendizaje de los alumnos, que sería lo ideal. Además todo que que usted menciona se encuentra inserto bajo el "educar a traves de las emociones" que encuentro que debería exponerlo bajo esa forma, y no menospreciar nuestra labor, que ya es bastante dificil por la estructura de la educación chilena que "hay que mejorar" y criticar de buena manera.Emmanuel González.

7:16 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Maese, si existiera tu maestro ideal, ya no sería ideal, sino real. Lo real y lo ideal son opuestos.

1:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home